Repetidores celulares y sistemas de antenas distribuidos DAS

Los sistemas de antenas distribuidos (Distributed Antenna Systems, DAS) se están utilizando cada vez más, tanto para dar cobertura en interiores a los teléfonos celulares como para extender la cobertura WiFi de un AP y otras aplicaciones.

Una de las tecnologías y métodos utilizados es el Repetidor o amplificador de señal. En este caso la señal que se recibe de un operador celular es amplificada para dar cobertura en el interior de un edificio. El edificio o la zona a cubrir puede ser cualquier edificio, casa, garaje o fábrica donde la señal de telefonía móvil sea débil y queremos amplificarla. Incluso los repetidores con antenas distribuidas se utilizan en barcos o ferris, donde hay cobertura exterior, pero no en el interior o es muy pobre, ya que el barco, al estar hecho de metal, bloquea toda la señal de RF.

Elementos de un repetidor celular

He hablado en este artículo del blog sobre los repetidores en un sistema de antenas distribuidas. Ahora iré un poco más en detalle de cómo utilizarlos, diseñar la cobertura de un espacio y ponerlos a funcionar.

Empecemos por la antena receptora de la señal de los operadores. Dependiendo de la localización y la experiencia que se tenga en este tipo de instalaciones podemos instalar una antena externa que cubra una zona amplia, pero reciba menos señal o una antena muy estrecha que recibirá la señal con mucha potencia, pero que hay que apuntar correctamente al transmisor de los operadores. Particularmente si necesitamos utilizar varios operadores móviles y estos tienen sus transmisores en diferentes sitios, podemos tener problemas para apuntar la antena a varios a la vez.

Repetidores celulares y sistemas de antenas distribuidos DAS

Repetidores celulares y sistemas de antenas distribuidos DAS

Imágenes de https://e-wirelesslan.com/

En la figura se puede ver como la antena omnidireccional recogería señal en todas direcciones pero a una menor distancia. En cambio la antena de panel solamente tiene 20º de cobertura pero puede llegar más lejos.

El repetidor debe ser el adecuado para nuestras necesidades de cobertura y de canales. Hay 3 elementos a tomar en cuenta:

  1. Los sistemas de antenas distribuidos (Distributed Antenna Systems, DAS) se están utilizando cada vez más, tanto para dar cobertura en interiores a los teléfonos celulares como para extender la cobertura WiFi de un AP y otras aplicaciones. Una de las tecnologías y métodos utilizados es el Repetidor o amplificador de señal. En este caso la señal que se recibe de un operador celular es amplificada para dar cobertura en el interior de un edificio. El edificio o la zona a cubrir puede ser cualquier edificio, casa, garaje o fábrica donde la señal de telefonía móvil sea débil y queremos amplificarla. Incluso los repetidores con antenas distribuidas se utilizan en barcos o ferris, donde hay cobertura exterior, pero no en el interior o es muy pobre, ya que el barco, al estar hecho de metal, bloquea toda la señal de RF. Elementos de un repetidor celular He hablado en este artículo del blog sobre los repetidores en un sistema de antenas distribuidas. Ahora iré un poco más en detalle de cómo utilizarlos, diseñar la cobertura de un espacio y ponerlos a funcionar. Empecemos por la antena receptora de la señal de los operadores. Dependiendo de la localización y la experiencia que se tenga en este tipo de instalaciones podemos instalar una antena externa que cubra una zona amplia, pero reciba menos señal o una antena muy estrecha que recibirá la señal con mucha potencia, pero que hay que apuntar correctamente al transmisor de los operadores. Particularmente si necesitamos utilizar varios operadores móviles y estos tienen sus transmisores en diferentes sitios, podemos tener problemas para apuntar la antena a varios a la vez. Imágenes de https://e-wirelesslan.com/ En la figura se puede ver como la antena omnidireccional recogería señal en todas direcciones pero a una menor distancia. En cambio la antena de panel solamente tiene 20º de cobertura pero puede llegar más lejos. El repetidor debe ser el adecuado para nuestras necesidades de cobertura y de canales. Hay 3 elementos a tomar en cuenta: 1. Área interior a cubrir. Si el área que queramos cubrir es muy grande o con muchos pisos, debemos elegir repetidores con posibilidad de conectar muchas antenas para poder repartir la señal correctamente. Por el contrario si es una zona pequeña, debemos utilizar un repetidor pequeño que será más barato. 2. Frecuencias de uso. La telefonía móvil utiliza varias bandas de frecuencias dependiendo del país, la tecnología y del operador. Es necesario saber que frecuencias utiliza nuestro operador para buscar el repetidor adecuado o comprar repetidores que transmitan en todas las frecuencias. Hay herramientas de software tanto para Android como para Iphone que te permite saber las frecuencias que está viendo y utilizando tu teléfono. La mayoría de los teléfonos modernos funcionan en 4 bandas de frecuencias (cuatribanda), normalmente todas las bandas que se pueden utilizar en una región. 3. Potencia interior. Si el área a cubrir en el interior es muy grande necesitamos repetidores que transmitan mayor potencia (y también que tengas más antenas). También puede pasar con la antena exterior. Si esta recibe poca potencia, será necesario poner un amplificador para que la recepción sea clara y funcione correctamente. Finalmente, el otro elemento de un sistema repetidor de antenas distribuidas son las antenas internas. El principal parámetro para escoger las antenas debe ser el espacio que queremos cubrir. Pueden ser antenas omnidireccionales, que transmiten en todas direcciones o antenas sectoriales o de panel que transmiten hacia una zona determinada pero con mayor potencia. Se pueden mezclar diferentes tipos de antenas para conseguir la cobertura adecuada. Otro parámetro a tomar en cuenta es la frecuencia a la que queremos transmitir. Las antenas están diseñadas para trabajar en un rango de frecuencias. Hay modelos que podrán trabajar desde 800 hasta 2600 MHz, pero hay otras que solo funcionarán en alguna de estas bandas. Hay que tomarlo en cuenta para no tener problemas a la hora de hacer las pruebas. Para terminar les recomiendo que revisen esta página web, donde se dan trucos sencillos y consejos prácticos a la hora de hacer (comprar, diseñar, instalar y poner en marcha) un sistema repetidor con antenas distribuidas. Área interior a cubrir. Si el área que queramos cubrir es muy grande o con muchos pisos, debemos elegir repetidores con posibilidad de conectar muchas antenas para poder repartir la señal correctamente. Por el contrario si es una zona pequeña, debemos utilizar un repetidor pequeño que será más barato.
  2. Frecuencias de uso. La telefonía móvil utiliza varias bandas de frecuencias dependiendo del país, la tecnología y del operador. Es necesario saber que frecuencias utiliza nuestro operador para buscar el repetidor adecuado o comprar repetidores que transmitan en todas las frecuencias.

Hay herramientas de software tanto para Android como para Iphone que te permite saber las frecuencias que está viendo y utilizando tu teléfono.

La mayoría de los teléfonos modernos funcionan en 4 bandas de frecuencias (cuatribanda), normalmente todas las bandas que se pueden utilizar en una región.

  1. Potencia interior. Si el área a cubrir en el interior es muy grande necesitamos repetidores que transmitan mayor potencia (y también que tengas más antenas). También puede pasar con la antena exterior. Si esta recibe poca potencia, será necesario poner un amplificador para que la recepción sea clara y funcione correctamente.

Finalmente, el otro elemento de un sistema repetidor de antenas distribuidas son las antenas internas. El principal parámetro para escoger las antenas debe ser el espacio que queremos cubrir. Pueden ser antenas omnidireccionales, que transmiten en todas direcciones o antenas sectoriales o de panel que transmiten hacia una zona determinada pero con mayor potencia. Se pueden mezclar diferentes tipos de antenas para conseguir la cobertura adecuada.

Otro parámetro a tomar en cuenta es la frecuencia a la que queremos transmitir. Las antenas están diseñadas para trabajar en un rango de frecuencias. Hay modelos que podrán trabajar desde 800 hasta 2600 MHz, pero hay otras que solo funcionarán en alguna de estas bandas. Hay que tomarlo en cuenta para no tener problemas a la hora de hacer las pruebas.

Para terminar les recomiendo que revisen esta página web, donde se dan trucos sencillos y consejos prácticos a la hora de hacer (comprar, diseñar, instalar y poner en marcha) un sistema repetidor con antenas distribuidas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.