Inicio Artículos de fondo Infraestructura en la autopista de Internet

Infraestructura en la autopista de Internet

486
0

Viene de Recorrer sin peligro la autopista de Internet

Aunque Internet ha recorrido un largo camino, está claro que la estructura de la autopista de Internet sigue siendo muy inmadura, y que cualquiera que se meta en Internet lo hace a su propio riesgo.

Infraestructura en la autopista de Internet
Seguridad, privacidad y confidencialidad de los datos personales son temas críticos para quienes navegan la Internet, especialmente niños y adolescentes. Estas reglas cambian y mutan constantemente con la evolución de la tecnología.

Mientras la infraestructura se construye velozmente, alcanzando todos los pequeños rincones del mundo, la responsabilidad de meterse en la Internet es todavía en su mayoría de los usuarios individuales, sin reglas claras ni legislación sobre los principios básicos de seguridad y privacidad. La gente compra un paquete de software para seguridad contra virus de computadoras, más o menos como una especie de prima de seguro, sin ninguna seguridad de que los protegerá completamente. Mucha gente usa teléfonos inteligentes para acceder a la web con muy poca protección contra la variedad de vectores de ataque en veloz crecimiento.

Debido al carácter abierto de la Internet, la falta de seguridad va aún más allá. Gobiernos que se supone que establecen las reglas de tráfico en la Internet son, a menudo, los mayores culpables de explotar la falta de reglas para su propio beneficio. Bajo la bandera de la lucha contra el terrorismo y el crimen, muchos gobiernos parecen tomar la máxima ventaja de la falta de reglas y la falta de entendimiento.

Por ejemplo, tomemos el concepto de una ‘orden de allanamiento’ que viene rodeada de un conjunto explícito de reglas. Sin embargo, en muchas partes del mundo esto no es aplicable en la autopista de Internet. Los gobiernos pueden interceptar e inspeccionar su ordenador y sus comunicaciones en la web sin que usted siquiera se entere. ¿Confidencialidad del correo? Existe en el mundo físico, e incluso ha sido incluida en la ley de muchos países. Pero la confidencialidad del correo electrónico no existe: ¡El gmail de Google es gratuito, pero cuesta algo!

En el mundo “real”, “la gente” ha recorrido un largo camino protegiéndose contra gobiernos demasiado entusiastas, mientras que en el mundo virtual de la Internet los gobiernos y parlamentos siguen aprendiendo a entender el concepto de la Internet, y si la legislación vigente respecto de seguridad y privacidad es adecuada.

Una segunda área de total confusión es la de la privacidad y propiedad de datos personales. Grandes compañías desarrollan atractivas aplicaciones que la gente puede usar gratis (Google, Facebook, Twitter, etc.) pero al descargarlas, instalarlas y usarlas, la gente entrega explícitamente su privacidad. ¿Alguna vez leyeron la letra pequeña (la EULA – Acuerdo de Licencia del Usuario) que está incluida en una aplicación antes de descargarla en su teléfono? La mayoría de las aplicaciones, especialmente las gratuitas, recopilan mucho sobre la vida del usuario –dónde están y cuando, con quién se contactan, qué sitios investigan y visitan– para empaquetar estos datos y revenderlos a los anunciantes.

Incluso un paso más, como muchos padres de adolescentes saben, los desarrolladores de juegos y aplicaciones enganchan a los niños para comprar en línea artilugios que son parte del juego (bolsas de joyas, armas poderosas, etc.) acumulando facturas de miles de dólares como una versión moderna de explotación de una inocente adicción al juego. Los niños no son las únicas víctimas. La mayoría de los juegos en línea “gratuitos” sólo sobreviven enganchando a sus jugadores para comprar atajos y añadidos. Otros pueden ser victimizados por emails phishing, explotando la codicia, curiosidad o falta de conocimientos de la gente sobre estafas en Internet.

La autopista de Internet puede ser un lugar peligroso y costoso, donde la gente se expone inadvertidamente en el mundo virtual de forma que los “malos” vienen por ellos en el mundo físico, exponiéndose a la extorsión o eventualmente llevados al suicidio.

Pienso que un buen primer paso sería desarrollar clases para escolares que les expliquen no sólo cómo usar correctamente la Internet para buscar lo que necesitan, sino también cómo protegerse de los peligros obvios de criminales y spammers, así como de los sutilmente fisgones ojos de anunciantes y gobiernos. Ahora mismo, muchos integrantes de la comunidad tecnológica son conscientes de estas amenazas e intentan enseñar a nuestros hijos, familias y amigos cómo protegerse. Sin embargo, la mayoría de los usuarios no tienen idea de las trampas y peligros que acechan en la autopista, los potenciales peligros destructivos que los esperan si no saben cómo esquivarlos.

Con la naciente Internet de las Cosas, la cantidad de dispositivos en la Internet se incrementa exponencialmente con docenas, si no cientos, de dispositivos en cada hogar, alimentando de valiosos datos personales a la web. Con el software de análisis de datos haciéndose más poderoso y ubicuo, tanto la utilidad como la capacidad de abuso se incrementan igualmente: Las apuestas crecen a ambos lados.

No hay una solución simple. La autopista de Internet es un lugar genial para estar, pero a la vez está llena de peligros. La Internet es la mayor herramienta de información, pero debemos aprender cómo usarla con cuidado para que ni nosotros, ni nuestras familias y culturas resultemos lesionados.

Como sociedad tenemos que invertir en la comprensión de estos peligros y aprender cómo enfocarlos. Esto no es gratis, así como nuestros coches y carreteras no lo son. Debemos construir un entramado alrededor de la Internet que incluya legislación, cumplimiento y capacitación. La tecnología es compleja, y hay mucho desarrollo en curso alrededor de la Internet. Con este cambio y evolución constantes, no tenemos una situación estable donde las reglas puedan desarrollarse y mantenerse con facilidad…

Pero no tenemos alternativa, hay mucho en juego en las bases de la sociedad que hemos construido hasta hoy. Liberté, égalité y fraternité, los fundamentos sobre los que se construyeron nuestras democracias, no son gratuitos, costaron mucha lucha, y necesitamos seguir luchando para evitar que sean lavados en la autopista de Internet en una piscina de ignorancia y falta de interés de un gobierno “que lo sabe todo”.

Hay razones para ser optimista. Hoy, conducir puede seguir siendo algo peligroso, pero es más seguro de lo que jamás lo fue. El desarrollo de reglas de sentido común, estándares e infraestructura llevó un tiempo; y así será con la conducción por la autopista de Internet. ¡Eso, si dedicamos el esfuerzo y los recursos adecuados a ello!

Sobre Cees Links

Cees Links
Cees Links

Cees [“case”] Links es un pionero de la industria de datos inalámbrica, un líder visionario que une el mundo de la informática móvil y la gestión continua de redes. Bajo su responsabilidad se desarrolló la primer LAN inalámbrica que en última instancia se convirtió en la tecnología doméstica integrada a los PCs y portátiles con las que todos estamos familiarizados. También fue pionero en el desarrollo de puntos de acceso, enrutadores de redes hogareñas y estaciones base hotspot, todos ampliamente utilizados hoy en día.

Cees comenzó su carrera en NCR Computers, donde fue responsable del desarrollo y lanzamiento del primer producto LAN inalámbrico del mundo en 1990, una innovación importante en ese momento. A lo largo de varias adquisiciones y venta de subsidiarias (NCT, AT&T, Lucent Technologies y Agere Systems), Cees continuó su trabajo en el área de LAN inalámbricas, que convirtió en un negocio de muchos cientos de millones de dólares para Agere Systems. Cerró un acuerdo directamente con Apple Computer en 1999 que dio inicio al crecimiento de la industria LAN inalámbrica. Gracias a ese acuerdo, la LAN inalámbrica pasó a ser una característica estándar de los portátiles.

Cees estuvo involucrado en el establecimiento del comité de estandarización IEEE 802.11 y la Alianza Wi-Fi. También ayudó a establecer que el comité de estandarización IEEE 802.15 se convirtiera en la base para el sentido ZigBee y el control de tecnología y estandarización de redes.