Inicio Artículos de fondo Recorrer sin peligro la autopista de Internet

Recorrer sin peligro la autopista de Internet

96
0
Compartir

Artículo escrito por Cees Links, CEO de GreenPeak Technologies

Comparada con la mayoría de las infraestructuras mundiales, es asombroso cuán primitiva y anárquica es Internet en realidad. Sí, la web es técnicamente sofisticada, pero cuando intentamos entender cómo debería ser utilizada y cómo beneficiarnos de ella, sigue siendo un camino salvaje e indómito, necesitado de mucho crecimiento y maduración.

Recorrer sin peligro la autopista de internet
Hay muchas señalizaciones en la autopista de Internet que necesitan aprenderse y dominarse. Es fácil perderse, fácil sufrir un accidente grave cuando tus datos personales son robados y comprometidos.

Cuando lo comparamos a nuestro sistema de autopistas, el conocimiento adquirido sobre cómo conducirnos por la autopista de Internet se asemeja a la época de caballos y carretas.

El mundo ha tenido vehículos motorizados por alrededor de 100 años, comparados con los escasos 20 años de tránsito en la web. Tiene sentido que los usuarios de autopistas sean más sofisticados e informados sobre cómo transitar las autopistas de asfalto y metal que las autopistas digitales en la nube.

Para ser eficientes, útiles y seguras, asociaciones de todo el mundo han desarrollado costumbres, normas y reglamentos que nos eviten ser atropellados y lesionados cuando viajamos de un lugar a otro. Tiene sentido que el mismo tipo de reglas y costumbres deban aplicarse al viajar por la autopista de Internet, especialmente desde la perspectiva de la privacidad y seguridad. Quienes usan la web necesitan aprender las reglas de la carretera. Qué no hacer y dónde no ir.

Cuando digo aprender, no sólo quiero decir cómo navegar por la autopista de Internet, me refiero a la educación colectiva que necesitamos para comprender el concepto de Internet, así como hemos aprendido mucho en los últimos 200 años sobre el concepto de automóvil. Aunque el auto pueda haberse desarrollado gradualmente del tradicional carruaje tirado por caballos, hoy quedan pocos resabios de sus orígenes. Lo mismo ocurrirá con la Internet actual. Dentro de 20 años, recorrer la web será muy diferente a hoy.

Aunque los primitivos “auto-móviles” aparecieron quizás hace un par de cientos de años, la aceleración real de la tecnología automotriz sucedió hace alrededor de 125 años. Este desarrollo cambió la forma en que vivimos nuestra vida hoy. No sólo dio origen a una compleja y mundial industria automotriz, sino que también dio a luz una cornucopia de industrias e infraestructuras asociadas. Por ejemplo:

  1. Infraestructura. Para dar servicio al mundo del auto tenemos las principales autopistas trans-continentales, puentes que cruzan los principales ríos y mares, túneles que van bajo el agua y a través de montañas, etc. Podemos viajar por gran parte del mundo en nuestros autos sin mayores preocupaciones. Esta infraestructura incluye la señalización de las autopistas, vallas publicitarias, paradas de camiones, moteles y muchas otras industrias que han evolucionado para satisfacer las necesidades del conductor.
  2. Proveedores. Por supuesto que no podemos olvidar la industria petroquímica. Sin la necesidad de combustible para encender nuestros vehículos, la industria del petróleo como la conocemos hoy no existiría. Esto incluye las gasolineras cercanas a cada salida de autopista, las flotas de transporte de combustible y ruidosos y sucios complejos de refinerías para convertir el petróleo crudo en gasolina, así como naciones-estados enteras que deben su existencia financiera sólo a la necesidad de gasolina para impulsar nuestros coches.
  3. Legislación. Aunque con algunas diferencias de país en país (por ejemplo, el “lado correcto” para conducir en una carretera), existen en todo el mundo un conjunto coherente de reglas desarrolladas respecto de cómo conducir y operar un coche con seguridad.
  4. Cumplimiento. Con todas las reglas en su lugar, también hay mecanismos para observancia y hacer cumplir las reglas incluidas en la estructura legal de un país, incluyendo la policía de tránsito, las multas por exceso de velocidad.
  5. Capacitación. Con diferencias de país en país, es habitual que uno necesite tomar lecciones de conducción y dar un examen para obtener una licencia de conducir antes de permitirle hacerlo legalmente; ¡y con el tránsito actual, esas lecciones son útiles, indudablemente!
  6. Seguros. Con el incremento de la velocidad de los autos, en la mayoría de los países actualmente se necesita un seguro de responsabilidad civil para conducir un coche. Una enorme industria de seguros se ha construido alrededor de esto, incluyendo descuentos por conducción segura, etc.
  7. Una interfaz de Operador “Estandarizada”. ¿No es maravilloso que un viajero pueda volar de un país a otro, visitando lugares que jamás ha pisado, y ser capaz de rentar un vehículo en el aeropuerto y ser capaz de conducirlo con seguridad en ese destino? La interfaz de operación de coches se ha vuelto relativamente estándar. Un volante, acelerador, frenos; sin importar el tipo de coche que rentes, compacto o de lujo, y sin importar hacia dónde conduzcas, normalmente puedes operar el coche sin necesidad de capacitarte o contratar un consultor.

El concepto de ‘conducción’ es una estructura completa que ha evolucionado del concepto básico de un coche. Además de aprender individualmente cómo conducir un coche, como sociedad hemos desarrollado un concepto completo de conducción que sería pasmoso para conductores de siglos anteriores.

Ahora, comparemos esta evolución de las autopistas y la conducción con la experiencia de viajar por la autopista de Internet.

Siga leyendo en Infraestructura en la autopista de Internet

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor