Inicio 802.11ac Nuevo estándar 802.11ac

Nuevo estándar 802.11ac

290
0

Gerhard Auer, VP EMEA Fluke NetworksEntrevista exclusiva a Gerhard Auer, VP EMEA Fluke Networks con respecto a la adaptación de sus equipos al nuevo estándar 802.11ac para nuestro periódico técnico online especializado comunicacionesinalambricashoy.com

Evidentemente, la primera pregunta es sobre el nuevo estándar 802.11ac ¿Cuáles son las características que mejora?

El nuevamente adoptado 802.11ac es el primer Wi-Fi estándar que proporciona rendimiento a velocidades Gigabit Ethernet. Utilizando los conceptos de la tecnología desarrollada con 802.11n, aumenta la velocidad máxima de datos de 600 Mbps a 1300 Mbps y eventualmente a 6.93 Gbps.

Mientras que el resultado más evidente de estas velocidades más altas son las transferencias de datos más rápidas para los usuarios individuales, la mayor ventaja para los administradores de redes puede ser la habilidad de manejar un mayor número de dispositivos sin degradaciones inaceptables en el rendimiento. Nuevo estándar 802.11ac Dado el hecho de que más y más usuarios están no solo obteniendo acceso a la red Wi-Fi, sino que lo hacen con varios dispositivos (teléfonos, tabletas y otros dispositivos “inteligentes”), la actualización de AP al estándar de tecnología Wi-Fi 802.11ac puede proporcionar alivio a un coste razonable. La ventaja acumulada de las características del nuevo estándar 802.11ac permitirá que las soluciones Wi-Fi cumplan con la demanda actual de las aplicaciones en tiempo real de teléfonos de alta calidad y capacidad, tales como vídeo y voz.

La tecnología del nuevo estándar 802.11ac logra su aumento de velocidad pura de varias maneras:

  • Más unión de canales, incrementado del máximo de 40 MHz en 802.11n y ahora hasta 80 y pronto 160 MHz.
  • Una modulación más densa, ahora usando modulación de amplitud en cuadratura (QAM) de256, comparada con 64 QAM de 802.11n.
  • Un número más elevado de flujos espaciales. La tecnología Wi-Fi 802.11ac es compatible con ocho flujos espaciales, cuatro flujos más que la 802.11n.
  • La simplificación de la capacidad de formación de haces de transmisión, que primero fue introducida con 802.11n.

En estos casos, el AirMagnet Wi-Fi Analyzer PRO caracteriza tu actual 802.11a/b/g/n en la red de WLAN en términos de tipo de cliente y uso de la red, al mismo tiempo que la producción de rendimiento. Además, también ayuda a determinar si hace falta una actualización o si se necesita una transición de fase. Durante una transición, AirMagnet Survey PRO ayuda a optimizar la red de 802.11ac para asegurar el rendimiento óptimo para todos los usuarios.

Y, en segundo lugar, cuales son los avances concretos en estos dos equipos (OptiView XG and OneTouch AT). ¿Se aplican TODOS los avances de la nueva normativa en ellos?

Los ingenieros de redes disponen de varias opciones de implementación. Es posible que en una ubicación decidan implantar un sitio WLAN 802.11ac puro, mientras que en otro deban ofrecer retrocompatibilidad para los dispositivos existentes con 802.11n o protocolos anteriores, incluso si se trata de un sitio nuevo. Creemos que la mayoría de usuarios dispondrán de una red híbrida o mixta durante un tiempo para ser compatibles tanto con dispositivos nuevos como existentes. Eso exigirá diseñar y planificar la capacidad para dar cobertura a los estándares 802.11ac y 802.11n, de modo que garanticemos que los usuarios obtienen un rendimiento óptimo con ambos.

Soporte al estándar 802.11acLa OptiView XG es la primera tableta especialmente diseñada para ingenieros de red. Automatiza el análisis de la causa raíz de los problemas de aplicaciones y de redes cableadas e inalámbricas, ahorrándole bastante tiempo y esfuerzo al ingeniero. La nueva versión de OptiView XG incluye una gama completa de herramientas AirMagnet Mobile ya integradas, lo que permite a los usuarios de XG aprovechar la principal solución de planificación, instalación, diagnóstico y seguridad de red inalámbrica de la industria en combinación con las capacidades de análisis cableado líderes del mercado.

Finalmente, el renovado OneTouch AT es un instrumento para test, portátil y automatizado, para técnicos de red que se utiliza para solucionar problemas en el rendimiento de la red Ethernet y Wi-Fi en tiempo real, validando la conectividad, disponibilidad del servicio y rendimiento de las rutas.

Ambos productos son dispositivos portátiles resistentes, que permiten a los equipos de TI conectarse, analizar y resolver problemas desde cualquier parte (desde su escritorio, en el centro de datos o en la ubicación del usuario final) utilizando una conexión por cable integrada individual y una herramienta portátil inalámbrica.

Hasta dónde pueden ayudar los nuevos equipos de Fluke Networks a mejorar las comunicaciones entre los trabajadores de una empresa. Algún ejemplo práctico.

Las comunicaciones modernas hoy en día están facilitadas por la eficiente operatividad de las redes, siendo estas con cable o por Wi-Fi. Con este anuncio, Fluke Networks Enterprise Solutions está ofreciendo una serie de instrumentos para la solución de problemas que ofrece ayuda en caso de problemas con el funcionamiento de la red. Como consecuencia, los ingenieros de redes tienen ahora instrumentos más especializados para mantener el funcionamiento de red y facilitar una comunicación óptima dentro y fuera de la empresa.

¿Hasta qué punto un técnico de red es el responsable de este tipo de comunicaciones?

Los técnicos de redes e ingenieros son cada vez más responsables del análisis de problemas del funcionamiento de red en redes empresariales complejas que comprenden redes por cable e inalámbricas. Fluke Networks introduce estas mejoras para facilitar la solución de problemas a los equipos de TI.

¿Realmente, todo lo inalámbrico empieza en un cable? Me refiero en las comunicaciones trabajador empresa.

Creemos que la mayoría de usuarios dispondrán de una red híbrida o mixta durante un tiempo para ser compatibles tanto con dispositivos nuevos como existentes. Eso exigirá diseñar y planificar la capacidad para dar cobertura a los estándares 802.11ac y 802.11n, de modo que garanticemos que los usuarios obtienen un rendimiento óptimo con ambos.

Hay un error de concepto en el sector sobre que los usuarios pueden usar cualquier método/herramienta disponible de resolución de problemas para solucionar los problemas de la red. Esto se debe al mito de que todas las herramientas de resolución de problemas tienen las mismas capacidades o que las capacidades de monitorización o resolución de problemas integradas de la infraestructura AP de la WLAN pueden resolver todos los problemas.

Confiar en herramientas o métodos poco competentes conlleva una resolución de problemas lenta y en la mayoría de los casos, incapaz de solucionar los problemas. Este es el problema más común que se afronta con aplicaciones gratuitas de dispositivos inteligentes que se descargan en los teléfonos o tabletas del usuario. El costo de las visitas repetidas debidas a los métodos de resolución de problemas ineficaces o incompletos no sólo reduce la satisfacción del usuario de la red, sino que también afecta al rendimiento de aplicaciones de WLAN de misión crítica y hacen que las redes sean vulnerables a ataques y amenazas de seguridad. Para integradores del sistema, esto no solo mina los márgenes del proyecto, sino que también afecta a su credibilidad para conseguir negocios en el futuro.

¿Cuál es el modo de “funcionamiento conjunto” de estos dos equipos?

Hay cinco factores clave que deben tenerse en cuenta en la planificación del nuevo estándar 802.11ac:

Capacidad de transmisión

El factor más importante a la hora de planificar una red híbrida es la precisión, sobre todo a la hora de llevar a cabo un estudio de cobertura. 802.11ac debería ofrecer un mejor rendimiento y requerir menos puntos de acceso. No obstante, su implementación es más compleja que la de los estándares anteriores porque hay menos canales y estos son más anchos, es necesario tener en cuenta la formación de haces y existen variaciones regulatorias, por lo que el control y la gestión de la radiofrecuencia es esencial. Esto significa que la intensidad de la señal no indica el auténtico rendimiento de la WLAN; el único indicador del rendimiento actual es la capacidad de transmisión.

Capacidad de la red

El uso de una herramienta de planificación para el rendimiento de la red compatible tanto con los protocolos anteriores como con los nuevos ayuda a los ingenieros a saber cuándo existe suficiente capacidad en la WLAN. Los usuarios acceden cada vez más a aplicaciones que utilizan mucho ancho de banda, como Skype, y las organizaciones deben valorar la preparación para VoIP, por lo que es importante contar con un modo de determinar cuándo está alcanzando la red su capacidad.

Asignación de canales

Al prepararse para el nuevo estándar 802.11ac, es importante desarrollar un plan de aplicación de canales. Los canales más anchos introducidos con 802.11ac aumentan las posibilidades de interferencia entre canales contiguos, lo que afectará negativamente al rendimiento.

Impacto del uso de canales DFS

Impacto de estándares antiguos

Fluke Networks ofrece la posibilidad de detectar, analizar y solucionar problemas de los puntos de acceso 802.11ac mediante adaptadores 802.11n compatibles actualmente. Estos proporcionan indicadores clave, como el número de clientes 802.11n y 802.11a presentes en la red, los puntos de acceso a los que se conectan y la utilización de canales de la red por parte de clientes 802.11n y 802.11a.

Para poder solucionar todos estos problemas, en Fluke Networks contamos con dos soluciones a los problemas de cliente a nube en 60 segundos.

En primer lugar, OneTouch AT Network Assistant, que reduce enormemente el tiempo de resolución de problemas a través de un enfoque optimizado en tres pasos:

  1. La exclusiva comprobación automática sustituye varias herramientas y evita emplear una hora en la solución de problemas.
  2. Un potente conjunto de métricas de rendimiento de la red para solucionar problemas de las redes cableadas y Wi-Fi.
  3. Mejora la colaboración en equipo a través de una sencilla interfaz remota basada en web y unas unciones de captura de paquetes en línea fáciles de usar.

Y, en segundo lugar, disponemos de OptiView XG, la primera tableta especialmente diseñada para el análisis automático de redes y aplicaciones. Analiza automáticamente el origen de los problemas de la red y las aplicaciones, lo que permite al usuario dedicar menos tiempo a la solución de problemas y más a otras iniciativas. Está diseñada para admitir la implantación de nuevas tecnologías, como el nuevo estándar 802.11ac, comunicaciones unificadas, virtualización, tecnología inalámbrica y 10 Gbps Ethernet. El resultado es que las nuevas iniciativas estarán listas en menos tiempo y la red se mantendrá productiva incluso en estos días en los que se trabaja cada vez con equipos más pequeños.

El nuevo estándar 802.11ac inalámbrico promete triplicar la velocidad de las conexiones de red Wi-Fi, pero salvo que toda la infraestructura de red (tanto cableada como inalámbrica) pueda asimilar dichas velocidades, es probable que los usuarios finales no experimenten todas las ventajas del 802.11ac.

Las empresas que actualicen a este estándar más rápido necesitan un enfoque integral para planificar, analizar y aportar soluciones a toda la infraestructura de red, en lugar de basarse en varias soluciones puntuales para probar componentes individuales de la red. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!

  Acepto la politica de privacidad y la suscripcion gratuita al semanario de noticias.

Informacion sobre proteccion de datos

  • Responsable: NTDhoy, S.L.
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestion de comentarios
  • Legitimacion: Su consentimiento
  • Comunicacion de los datos: No se comunican los datos a terceros salvo por obligacion legal.
  • Derechos: Acceso, rectificacion, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@ntdhoy.com.
  • Informacion adicional: Mas informacion en nuestra politica de privacidad.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.