Inicio Artículos de fondo Por qué hay que acelerar la transformación digital de la asistencia médica

Por qué hay que acelerar la transformación digital de la asistencia médica

2498
0
Por Pelle Svensson, director de desarrollo de mercado, centro de productos de radio de corto alcance, u-blox
Por Pelle Svensson, director de desarrollo de mercado, centro de productos de radio de corto alcance, u-blox

Parte de la resistencia a adoptar la tecnología ha venido desde el interior del sector sanitario. Un sistema de salud verdaderamente digitalizado proporcionaría una mayor transparencia en cuanto a costos, calidad y rendimiento.

La opacidad actual en torno a los costos y los precios puede significar que hay pocos incentivos para que quienes están familiarizados con procedimientos bien establecidos cambien a alternativas modernas, incluso si el costo es menor.

Como señalaba un informe de McKinsey que promovía la transformación digital en el sector médico, la adopción de la tecnología digital requerirá un cambio de cultura, mentalidad, estructura organizativa y administración por parte del sector farmacéutico y de la tecnología médica.

También hay resistencia más allá del círculo médico. Los individuos no siempre confían en los profesionales médicos nacionales y pueden ser reticentes a que se registre su historial médico completo en una base de datos central. La amenaza de filtraciones o uso indebido se cierne sobre la mente de muchas personas, reforzada por revelaciones como la reciente publicación de datos personales y médicos de los pacientes de dos cadenas de hospitales estadounidenses. Otro lastre para la transformación tecnológica puede ser la general falta de interés de los pacientes por considerar diversas opciones de tratamiento para sus dolencias: en el mencionado pódcast de McKinsey, se habló de que muchas personas se conforman con el primer plan de acción que se les sugiere.

Otros desafíos son de naturaleza más sistémica. Aunque los beneficios de la transformación digital en la asistencia médica fueron demostrados, no siempre está claro cuál será el retorno de la inversión (ROI). Dada la presión sobre los presupuestos sanitarios —ahora más que nunca—, es esencial que la transformación digital muestre un ROI positivo. Por supuesto, esto no tiene por qué ser sólo una cuestión de costos. En algunos países, ya se está pasando de una asistencia médica basada en el volumen a otra basada en el valor. El uso de las tecnologías digitales y los nuevos modelos de asistencia médica puede ayudar a conseguir un ROI positivo basado en el valor. En lugar de pagarles a los profesionales de la salud en función de los tratamientos que prescriben en un modelo de «pago por servicio», un enfoque basado en el valor compensa al personal médico en función de los resultados medidos de los pacientes, centrándose en maximizar las métricas relacionadas con la salud y reducir el costo de la asistencia. Medir de esta manera requiere sensores de datos y plataformas de análisis, así como métricas estandarizadas para medir los resultados de los pacientes.

Otro elemento imprescindible para la asistencia médica digital es una buena administración. Esta es fundamental para que las autoridades nacionales puedan generar la confianza necesaria entre la población. También es un elemento vital para facilitar, por ejemplo, bases de datos nacionales e interoperables de EMR, así como para reducir el costo de los tratamientos y los medicamentos, y para gestionar y asignar los escasos recursos médicos, tanto a nivel nacional como internacional.

Es alentador saber que el 58 % de los estados miembros de la Organización Mundial de la Salud tienen una estrategia de salud electrónica y el 87 % puso en marcha uno o más programas de salud móvil. El grado en que los países de todo el mundo se beneficien realmente de la transformación digital en sus sistemas de salud dependerá en gran medida de lo bien que se administre todo.

Sentar las bases para el futuro con la transformación digital

La capacidad de responder con rapidez, tanto a una crisis de rápido desarrollo como a los cambios demográficos graduales, es más importante hoy que nunca, dada la interconexión del mundo.

La pandemia de COVID-19 ha causado un sufrimiento indescriptible en todos los rincones del planeta. ¿Será la llamada de atención que obligue a la humanidad a darle mayor importancia a la salud en las agendas nacionales e internacionales, de modo que estemos preparados para problemas potencialmente peores en el futuro?

El objetivo debe ser avanzar con confianza hacia el mundo perfecto que describimos anteriormente, en el que los sistemas de salud aprovechen las oportunidades de la innovación y apliquen nuevas formas de trabajar que mejoren los resultados de los pacientes y reduzcan los costos. Si conseguimos llegar a este punto, los beneficios de la transformación digital para las generaciones actuales y futuras serán enormes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.