Inicio Artículos de fondo Cómo gestionar una red de alta complejidad y no morir en el...

Cómo gestionar una red de alta complejidad y no morir en el intento?

5093
0

Las redes de infraestructuras críticas por naturaleza son complejas de gestionar. Asegurar el buen funcionamiento al gestionar una red y la entrega de servicios con altos niveles de calidad son requisitos esenciales. 

Además, dichas redes afrontan grandes retos: 

  • Crecimiento rápido de la red, por lo que requiere de una respuesta rápida y escalable. 
  • Facilitar la convivencia dentro de la infraestructura de los equipos antiguos y los equipos nuevos que utilizan diferentes protocolos e incluso SO. 
  • Dispositivos de múltiples fabricantes con sistemas de gestión distintos. 
  • La convergencia IT y OT. Afrontar altos costes de inversión en herramientas separadas. 

Estos son algunos de los retos, entre otros muchos, a los que se enfrenta la industria crítica a medida que las redes crecen y la tecnología avanza. 

Así, en este artículo te damos las bases de cómo simplificar y mejorar la gestión de tu red. Para ello, nos hemos puesto en contacto con el equipo de SGRwin que lleva 30 años acompañando a las empresas de servicios críticos de todo el mundo. Se trata de un sistema diseñado para gestionar redes de alta complejidad enfocado a la industria de misión crítica.  

Su amplia experiencia ofrece altos conocimientos, y basándonos en ello nos dan una serie de consejos.

Las mejores pautas para gestionar una red de misión crítica: 

  • Cuida tu presupuesto y siempre calcula el ROI. Es necesario periódicamente determinar carencias, necesidades, excesos, etc. y en base a ello, establecer mejoras a implantar, calcular los costes y el retorno de la inversión. 
  • Piensa en el futuro. La tecnología avanza a un ritmo acelerado. Por ello, debes de estar a la vanguardia de la evolución de las redes y nunca olvidarte de la escalabilidad. 
  • El inventario de red. Este es un aspecto fundamental en la gestión y monitorización de tu infraestructura. Es importante tener una visión macro y micro de los activos de tu red, detalles como datos relativos a las configuraciones, actualizaciones, histórico de eventos, etc. Otro aspecto esencial es que controles la parte del stock disponible para el reemplazo de partes o equipos defectuosos o fallidos. 
  • Gestión de fallas. Monitorización, categorización y la adecuada gestión de alarmas y eventos se hace fundamental. Es importante tener establecido el plan de actuación ante las fallas críticas, así como implantar una correcta categorización de los eventos producidos en la red. El análisis siempre se ha de hacer para poder responder lo más rápido posible a cualquier avería y así poder asegurar la continuidad de tu negocio. 
Cómo gestionar una red de alta complejidad y no morir en el intento?
  • Gestión del rendimiento. Esta parte no solo se centra en asegurar que la red va bien y cumpliendo con los estándares de la organización. También requiere de supervisión de la calidad del servicio entregado a los clientes finales. Determinar y analizar las tendencias de comportamiento es necesario para identificar y subsanar las anomalías en el menor tiempo posible. 
  • Tecnología para gestionar tu red. A la hora de implantar cualquier solución tecnológica es importante que valores la curva de aprendizaje, el ROI y el valor que aporta la herramienta para tus objetivos entre otros aspectos. Para la gestión de redes es esencial tener buenas soluciones de ticketing, automatización, informes, paneles de control etc. 

Para concluir, son muchos los aspectos que has de cuidar como responsable de gestionar una red y su infraestructura.

Aquí va un último consejo, no olvides de tener una buena herramienta NMS (network management system) que te ayudará con la convergencia y simplificación de numerosos procesos, reduciendo costes operativos y brindándote una mayor eficiencia en tus comunicaciones

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.