Antenas inteligentes

Antenas inteligentes

Las tecnologías inalámbricas de acceso están progresando a pasos acelerados dada su gran implantación y cada vez mayores usos. Para poder seguir el paso a los anchos de banda necesarios es necesario inventar nuevas formas de sacarle provecho a las frecuencias disponibles.

Es fácil darse cuenta que cada vez hay más redes WiFi a nuestro alrededor y también transmisiones de otro tipo que no son tan fáciles de ver o que no tenemos los equipos necesarios para medir. Todas estas transmisiones aumentan las interferencias y la tendencia es a bajar la potencia que se transmite para que todas las redes puedan convivir.

Otra forma de poder convivir con tantas redes y transmisiones y lograr mayores anchos de banda es usando antenas inteligentes. En su forma más sencilla este tipo de antenas están divididas en varios elementos radiantes dirigidos a zonas específicas o con un área de cobertura pequeño. Con una electrónica interna estas antenas son capaces de entender en que zona está el usuario al que se quiere transmitir y utilizar solamente el elemento radiante que está apuntando en esa dirección. Al momento siguiente otro usuario en una posición diferente utilizará otra parte de la antena que está apuntando a una zona diferente. De esta forma el dispositivo, bien sea WiFi, 3G o WiMAX va a radiar y recibir en una dirección específica muy pequeña evitando interferencias.

No hay que confundir este tipo de transmisión con las antenas direccionales o con las parábolas. Este tipo de antenas tienen un área de cobertura pequeño y dirigido pero siempre están apuntando en la misma dirección y no es posible salir de esa pequeña área de cobertura, sin embargo las antenas inteligentes tienen un área de cobertura muy grande, pero solo transmiten hacia una porción pequeña en cada momento, dependiendo de la posición del suscriptor al que están transmitiendo. Se pueden ver estás antenas como un grupo de antenas direccionales puestas una al lado de la otra.

Otros tipos de antenas inteligentes están formadas por un solo rayo de transmisión que se puede dirigir hacia el cliente al que estemos transmitiendo, en vez de utilizar varios rayos y encender solo el que necesitemos.

Y otro tipo de tecnología y aplicación son las antenas activas. Desde siempre las antenas han sido elementos pasivos, sin electrónica, que logran la ganancia enfocando la energía radio. Las antenas activas recogen esa energía y la amplifican logrando mayores ganancias.

Estos tipos de antenas inteligentes se están utilizando cada vez más en las tecnologías de banda ancha para agregar más tráfico y también debido a que la tecnología de las antenas está bajando de precio. La ingeniería y tecnología detrás de las antenas inteligentes no es trivial.

Un ejempo de implementación práctica hecha en APs comerciales lo puedes encontrar en detalle en este artículo.

Share

4 comentarios en “Antenas inteligentes

    1. Hola Napoleón.

      No se cual es la metodología detrás. Definitivamente a las antenas hay que alimentarlas, con lo que pasan de ser un elemento pasivo a ser activo y por lo tanto sujeto a fallos. Esto hace que los enlaces o la electrónica sea más compleja y la instalación también deba ser más cuidadosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.