80211p protocolo estándar para el vehículo conectado

En estos días leí un artículo donde hablaban de los trabajos desarrollados por ETSI y CEN para que los vehículos, particularmente los coches estén conectados y puedan comunicarse inalámbricamente entre sí y con la infraestructura de las carreteras.

80211p protocolo estándar para el vehículo conectadoEste tipo de conectividad puede convertirse en realidad en las carreteras europeas a partir del 2015 cuando vehículos con este tipo de tecnología pueden estar disponibles en el mercado y avisarnos por ejemplo de la mejor ruta para ir a un sitio, accidentes en la ruta o el estado del tiempo en la zona por la que pasamos. También podrían avisarnos si estamos en el lado erróneo de la vía o incluso si otro vehículo viene de frente hacia nosotros invadiendo nuestro carril antes de que lo podamos ver.

Para lograr que esto sea una realidad los cuerpos estandarizadores europeos CEN, ETSI y CENELEC han estado trabajando desde 2009 con otras asociaciones mundiales para lograr un grupo de normas que aglutinen tanto a fabricantes de coches como constructoras y gobierno para que la comunicación inalámbrica sea estándar en todos los vehículos a nivel mundial.

El estándar está terminado y es una versión revisada del estándar de wifi 802.11. Ya que el tipo de conexión tiene ciertas particularidades se ha tenido que modificar el estándar de Wi-Fi para que funcione correctamente en este tipo de aplicaciones. El primer cambio es en cuanto a la forma de conectarse a la red, ya que la conexión entre vehículos puede existir solamente por un período muy corto de tiempo no se define una red, eliminando la necesidad de autenticación y asociación.

La banda de frecuencia que está definida para estas aplicaciones es en 5,9 GHz y se prevé una distancia máxima de conexión de hasta 1000 metros.

Aplicaciones para el protocolo estándar 80211p

Las posibilidades de una conexión completa en los coches son infinitas. Primeramente pensamos en tráfico, seguridad vial y conducción segura, pero al estar conectados a internet y a la carretera podemos desarrollar cualquier tipo de aplicación, descargando contenido, no solo para el conductor sino también para los acompañantes y adaptado a la zona por la que estemos pasando, como restaurantes, atracciones, mapas, información turística, etc.

Esta conectividad implica el desarrollo de toda una infraestructura vial conectada que permitan a los vehículos descargar la información en tiempo real, particularmente la referente a tráfico, estado de las carreteras, etc. que pueden hace la diferencia entre tener un accidente y no tenerlo o decidir usar una ruta u otra.

Ya hay empresas desarrollando nuevos equipos y aplicaciones para esta tecnología. Por supuesto la parte más importante será el equipo de radio que lleven los coches en sí, pero las carreteras podrían tener aparatos de radio que cumplan con el estándar y pasar información a los vehículos mientras estos se mueven. Una gasolinera podría comunicar al punto de interconexión más cercano los precios del combustible y ofertas de su tienda o el menú del restaurant para que los conductores tomaran la decisión de parar o no.

Las estaciones de peaje pueden hacer el cargo automático además pasar información del estado del tiempo en la vía, si hay accidentes y datos de gasolineras o puntos interesantes.

En una ciudad los vehículos pueden comunicarse con la carretera para hacer el tráfico más fluido, los semáforos pueden tomar una decisión de cambiar en función del número de vehículos conectados y en espera. Los vehículos que lleguen al semáforo podrán indicar al conductor la velocidad óptima al llegar a la intersección en función de la información y comunicación con el semáforo.

Lo más importante es la seguridad de las personas, por eso este estándar fue diseñado para la comunicación entre vehículos y evitar accidentes, señalando de antemano e incluso sin visión directa la proximidad de otro coche o una ruta de colisión. Se puede informar de un carril bloqueado o de obreros trabajando en la vía.

Como pueden intuir después de pensar algunas de las posibles aplicaciones a lo que nos dirige este estándar a pasos agigantados es a un coche sin conductor.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.