Inicio Cisco Laboratorio de pruebas: PLCs inalámbricos

Laboratorio de pruebas: PLCs inalámbricos

637
15

No todo es Wi-Fi cuando se trata de configurar una red para el entorno doméstico, la oficina o en el negocio. La tecnología PLC ha avanzado a gran velocidad y a día de hoy ha alcanzado un grado de madurez muy interesante.

Qualcom Atheros chip int6400La tecnología PLC ha ido progresando a lo largo de los años de un modo progresivo y sin pausa. Primero fue PLC 14, luego PLC 85 para llegar después PLC 200 y HomePlug AV. En la actualidad ya hay PCL 500 disponible como tecnología tangible y real, y está ya en marcha la tecnología HomePlug AV2 con una experiencia de uso similar a Gigabit Ethernet. Al menos potencialmente, pues todavía no hay productos disponibles de forma generalizada.

Lo que sí es real y tangible es HomePlug AV con tecnología de 200 Mbps, que es la que se encuentra en la mayoría de los productos disponibles comercialmente tanto para mercado doméstico como para sectores profesionales.

La tecnología PLC

Para dotar de conectividad a un ordenador o un dispositivo susceptible de acceder a Internet la forma habitual hasta la llegada de las comunicaciones inalámbricas era el cable Ethernet. Con Wi-Fi se dio un salto importante en aras de facilitar la conexión de dispositivos y equipos al eliminar la necesidad de instalar cables, lo cual no siempre es fácil ni evidente. Pero Wi-Fi no es la panacea. Como conexión inalámbrica que es, está sujeta a fenómenos que degradan la calidad de las conexiones, sin olvidar que el origen de la señal Wi-Fi está en un router que tiene que estar conectado a Internet, generalmente mediante un cable de red, o mediante ADSL o tecnologías de cable coaxial o fibra óptica. Esta limitación hace que generalmente el router Wi-Fi esté en ubicaciones que no son adecuadas para una correcta distribución de la señal inalámbrica.

Ante estas limitaciones, la tecnología PLC se posiciona como una alternativa perfecta para entornos donde haya que crear una red con unas condiciones poco idóneas para el cableado o el despliegue Wi-Fi. O, como mínimo, para crear redes mixtas donde PLC se use para aplicaciones que demanden una velocidad y una estabilidad óptimas, y Wi-Fi se reserve para conectividad de dispositivos móviles o equipos donde sólo se vaya a hacer un uso de la red para tareas poco exigentes como la navegación web, correo, etcétera.

Los PLC funcionan llevando la conexión de red a través del cableado eléctrico en el hogar, aunque también hay dispositivos que hacen uso de cable coaxial o par de cobre telefónico para compartir la conexión. Este tipo de dispositivos es útil en instalaciones como hoteles, donde el cableado coaxial suele estar presente para llevar la señal de televisión, así como el telefónico por razones similares. De todos modos, los productos más conocidos y usados son los que emplean el cableado eléctrico. Los datos se codifican con tecnología OFDM (Orthogonal Frequency-Division Multiplexing), con encriptación y gestión de calidad de servicio (QoS) de modo que apenas sí hay que preocuparse de configuración alguna. El alcance es de unos 200 – 300 metros a lo largo de los cables tendidos en la casa o la oficina y siempre que no hay interferencias ocasionadas por motores de lavadoras, aspiradoras o microondas, la velocidad de transferencia estará cercana a los valores teóricos.

Homeplug AV2

Mejor con Wi-Fi

Los PLC en su versión más simple constan de una pareja de dispositivos. Uno en un enchufe cercano al router ADSL, cable módem o router de Internet donde se inyecta la conexión de red, y otro en la ubicación de la casa o la oficina donde se desee llevar la conectividad de Internet. Generalmente los PLC sólo integran una conexión Ethernet para conectar, o bien el cable Ethernet de entrada de datos, o bien para conectar el cable que irá hacia la consola, el set-top box, la televisión inteligente, el NAS, el PC o portátil en la ubicación remota.

Pero en la práctica esta configuración simple no se usa apenas. En el punto de recepción, se suele conectar un sencillo router Wi-Fi que permita redistribuir la conexión de un modo sencillo. O incluso los dispositivos PLC ya incluyen en alguna de sus versiones, modelos con router Wi-Fi integrado y múltiples conexiones Ethernet.

En este análisis comparativo encontrarás algunos de los modelos de mercado que integran este tipo de conectividad Wi-Fi en el dispositivo.

Por supuesto, las redes PLC pueden constar de más de dos dispositivos receptores, con hasta 64 en algunos casos. Aunque en la práctica no es frecuente recurrir a tal nivel de despliegue.

Diagrama de conexiones devolo

Las pruebas en el Laboratorio

Los equipos analizados son bastante similares en cuanto a tecnología. Equipos como el de devolo se diferencian por su implementación Wi-Fi, con un mayor número de posibilidades. Otros apartados como el tamaño, o el diseño y el software que incluyen para configurar y monitorizar el sistema son relevantes, pero en la práctica, lo que se espera es que las tasas de transferencia sean acordes con su tecnología. En este orden de cosas, se ha empleado el software SpeedTest en su versión mini, instalado en un servidor web dentro de la red local de pruebas y se han medido las velocidades de subida y bajada en dos puntos de la instalación eléctrica. Realmente no hay una correspondencia entre la proximidad geográfica y la cercanía o lejanía, pues el tendido de los cables puede ser engañoso y ocurrir que el punto más lejano sea el que necesita más tendido de cable.

Además se han medido las velocidades de transferencia mediante Wi-Fi. Lo bueno de PLC es precisamente el hecho de poder llevar Wi-Fi a ubicaciones cercanas al lugar donde se necesite, de modo que no hemos hecho un énfasis especial en los alcances de las redes inalámbricas.

Resumen comparando diferentes tipos de redes

 Wi-Fi Cable PLC
Instalación Sencilla, no requiere obras. Requiere adecuación del espacio y “tirar” cable. Sencilla. No requiere obras.
Seguridad Depende de la configuración. Robusta. Se necesita acceso físico al cable para intervenir las comunicaciones. Robusta. Dispone de encriptación en los dispositivos PLC.
Alcance Depende de la ubicación y la distribución de muros o tuberías. Bien. Hasta 100 metros con cable Cat5. Hasta 300 metros.
Rendimiento Hasta 450 Mbps en la capa física. Muy dependiente con la distancia. Muy bien. Gigabit Ethernet se está convirtiendo en un estándar. Bien. Con PLC 200 se consiguen unos 80 Mbps reales
Posibles problemas Interferencias en espacios donde hay múltiples redes visibles. Interferencias debidas a la convivencia de diferentes tecnologías Wi-Fi. La instalación del cable no siempre es fácil. Se necesita instalar switches y routers para llevar la red a varios ordenadores. El uso de microondas o aparatos con motores como aspiradoras puede degradar la calidad de la conexión. El uso de regletas filtradas degrada la conexión. Para llevar la conexión a los equipos desde el PLC receptor se necesita Wi-Fi o cable Ethernet.
Lo que viene El estándar 802.11ac está a la vuelta de la esquina con hasta 1 Gbps de velocidad teórica. 1 Gbps es prácticamente el estándar actualmente. En entornos profesionales se usan redes 10 Gbps. PLC 500 empieza a ser realidad lentamente. HomePlug AV2 está en proceso de desarrollo con hasta 1 Gbps de velocidad en la capa física.

Los dispositivos que hemos probado:

Conclusiones

De todos los equipos de la comparativa destacaríamos uno: el devolo dLAN 200 AVpro WirelessN. Ofrece un buen repertorio de opciones de configuración, junto a un buen rendimiento y características como múltiples puertos Ethernet o el enganche Kensington Lock.

Junto con un buen software de configuración y un acertado diseño, se trata de una propuesta muy equilibrada. De todos modos, dependiendo de las necesidades, el resto de propuestas de este artículo tienen argumentos para atraer a otras audiencias, o bien más profesionales, o bien más cercanas al mercado doméstico.

15 Comentarios

Comments are closed.